infidelidad…¿La culpa es de las redes?

Infidelidad. ¿La culpa es del face, del whatsapp?

Estamos ante la gran cuestión del milenio. ¿Por qué un individuo que tiene una pareja estable y que aparentemente lleva una vida maravillosa con ella acaba siendo infiel?

infidelidad

Pues bien en este artículo voy a presentarte un poquito como anda el panorama ante el tema de la infidelidad.

Llevaba años con mi mujer hasta que mi compañera de trabajo me dio su whatsapp y su cuenta de Facebook ahí empezó mi batalla interna entre mi nuevo enamoramiento y lo que el amor que le profesaba a mi mujer.

Entre 8 a 10 horas diarias compartidas con mi compañera, separada y con una nena pequeña, siempre hablábamos de lo mucho que queríamos a nuestras respectivas parejas , en todas las comidas de empresa nos enseñábamos las fotos de nuestros pequeños.

Pero un día sucedió que llevándola a casa paramos el coche y nos vimos de repente riéndonos, fuera del trabajo y en esa sensación ya tan conocida de estar agradándole a la otra persona.Sin pensar más nos dimos nuestro whatsapp y nuestro facebook y ahí comenzó la infidelidad.

Nada más levantarme y sin hacer ruido, cojia el móvil y me iba al baño donde esperaba ansioso ver un whtas de mi compañera de trabajo.

Así era mañana tras mañana y día tras día…al principio todo muy cordial y formal hasta que un día llegamos a las conversaciones muy subidas de tono y quedamos físicamente en su casa donde llegó la infidelidad.

Esta simplemente una pequeña historia, que le sucedió a dos personas llamémoslas X e Y.

Pero en verdad…¿Cuánta gente está en esta misma situación? ¿Es la culpa de las redes y mesajerías? ¿Somos infieles por natura?

Investigaciones recientes han descubierto que el uso y abuso ( hoy día me inclino mas por abuso) de las redes y mensajerías instantáneas (whtas) favorece la creación de nuevas conexiones neuronales que , bajo mi punto de vista estarían implicadas en multitud de nuevos procesos y conductas y entre ellas la infidelidad.

 Definiendo la situación

  • La infidelidad se da lugar en un determinado contexto que es el siguiente.
  • Auge de la “comunicación” via redes y whtas
  • El contexto familiar se ve “condicionado” en mayor o menor medida por la presencia del celular.
  • El celular y sus chats son “privativos e inviolables” ni siquiera por la propia pareja , esto es así incluso a nivel legal en la mayoría de estados.
  • Aparición de “nuevos modus operandi” que antes no se daban en el contexto del hogar como mantener conversaciones con otras personas en la intimidad de la casa vía móvil.
  • Discusiones e “intentos de control” de la “nueva e inviolable” esfera de privacidad del individuo” el mobil.
  • Abandono de cuestiones triviales e incluso actividad sexual en pro de la utilización del aparatito.
  • Falta de comunicación bidireccional o bien “interés desorbitado” por la vida ajena y circunscrita a las redes o mensajerías varias.

Consecuencias

  • Falta de interés por la vida de la propia pareja ( se posterga la comunicación real en pro de la virtual).
  • Desapego , falta de motivación.
  • Sensación de soledad de infravaloración por parte de la propia pareja.
  • Sensación de sobrecarga (llevo yo todo el peso de la relación).
  • Aparición de los pseudopsicolog@s online (solucionadores de problemas ,amig@s encantadores a través de la red).
  • Fenómeno de la “reconquista”, siempre hay alguien dispuesto a “cortejar” o “seducir” a cualquiera que esté al otro lado del chat.
  • Pseudo-lenguaje con clara carga sexoemocional de los chats y redes varios.
  • Percepción de infravaloración por parte de la pareja “legal” y no así por parte de la compañer@ de las redes o chat.

Bien pues en el estado actual de las cosas en que el “tercer elemento” (el celular) , se ha incardinado con total y absoluta impunidad en el mundo de la esfera de la pareja, en una sociedad carente total y absolutamente de principios , regida por la “adicción a lo inmediato” surje una pregunta.

¿Estamos condenados a la infidelidad? ¿Está en nuestros genes?

Para mí la respuesta vendría de la mano de la educación y de la recuperación de determinados principios y valores clásicos que están en franca decandéncia.

Científicamente se ha demostrado que las redes y los halagos (refuerzos cerebrales)  vía pseudo-lenguaje de las mismas producen efectos de recompensa cerebral sobre aquellos que deciden recibirlos.

En este sentido se podría hablar de cierta “predisposición cerebral a la adicción al piropo fácil” el mecanismo de recompensa está ahí , de ahí a los amaneceres en camas ajenas a la propia y a la infidelidad manifiesta, hay menos de dos whatsapps.

Si a esto le sumamos que la hiper-utilización de los chats y redes genera una sintomatología ansioso-dependiente lo que tenemos es blanco y en botella.

¿Cómo puedo evitarlo?

Varias consideraciones…

  • Planteese hasta que punto necesita determinadas apps en su vida.
  • Piense que le va a ayudar más en la vida lo que sostiene en la palma de la mano o su pareja.
  • Redefina la privacidad en la relación de pareja.
  • Entienda que pareja no son dos ya hoy en día.
  • Y sobre todo deje claro por donde no está dispuesto a pasar.

Conclusiones finales…

Estas son mis conclusiones y evidentemente son opinión propia y pueden estar absolutamente equivocadas…

Está en una sociedad ansioso-dependiente con o sin trastorno disociativo,  es la sociedad en que nos movemos ,en que la dependencia total y absoluta del celular es el pan nuestro de cada día (repito es opinión mía y por ende sujeta a error).

Sí usted desea emparejarse o tener una vida de pareja estable solo le queda aceptar y reconceptualizar con su pareja que la pareja ya no son dos….del modo en que ustedes lleguen a acuerdos sobre la utilización del tercer elemento va a depender y mucho el trascurso de su relación.

Entender que la esfera de lo privado de la casa se va a “condicionar” por ese tercer elemento que guste o no va a estar presente en la intimidad del hogar.

Entienda que toda su vida y obra va a estar condicionada por el uso del celular , entienda y comprenda que es usted quien se va a tener que adaptar a ese nuevo modus vivendi denominado “evolutivo” yo ahí tengo serias dudas.

Como conclusión solo le diré mi opinión personal, ame a su esposa/o , hágala muy feliz , reconquistela cada día (hoy más que nunca en toda la historias de la humanidad) y sobre todo respétela y no invada su privacidad ( o sea se el celular).

Vaya se me olvidaba lo mas importante y si me permite seré para finalizar un poco maleducado….no es el mejor final pero me place decirlo de la siguiente manera…solo un consejillo

“Cuando entre en casa mande el celular a tomar por culo….he dicho”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s